Utilizamos cookies para mejorar el servicio y los contenidos que ofrecemos a nuestros usuarios mediante la recogida de datos meramente estadísticos y anónimos. Si continúa navegando consideramos que acepta la instalación de las mismas. En caso de no aceptar, es posible que algunos servicios de la página no se muestren correctamente o queden inhabilitados. Aceptar Más información

Enoturismo: Vinos, licores y anisados

Vías Verdes de Sevilla

La gastronomía y los vinos son la expresión externa de cada rincón, ya que son el resultado de lo que el clima, el suelo, las variedades utilizadas y la acción del hombre han conseguido. Supone además un pilar fundamental de la oferta turística de cualquier destino. Esta realidad se hace especialmente palpable en el caso de la provincia de Sevilla, que desde tiempos inmemoriales, posee un recuerdo a vino y alambicado de aguardientes y licores que no sólo ha sabido sobrevivir al paso de los siglos y a las numerosas civilizaciones que aquí habitaron, sino que ha sabido enriquecerse del crisol de culturas que hicieron su aportación a la alquimia de la vid.

Como parte de una de las provincias romanas, fue una importante zona vinícola. En sus villas y campos, se extendían hermosas hileras de viñedos de los que se extraían los ricos mostos para convertirse en embriagadores vinos, tanto para el consumo local como para la exportación a otras partes del imperio romano.

El cultivo de la vid y la elaboración de buenos vinos se extienden por toda la geografía sevillana. Concretamente, existen en la provincia de Sevilla tres comarcas vinícolas fundamentales: el Aljarafe, la Sierra Norte y Guadalquivir-Doñana.

Es por eso que desde PRODETUR encontramos razones suficientes para fomentar este sector, con programas e iniciativas que ayuden a potenciar las bodegas y los vinos sevillanos como valor turístico. De este modo, el apoyo al enoturismo en la Provincia de Sevilla pretende ser un instrumento más del que el sevillano y el viajero, así como el amante del vino, puedan disponer para un mejor conocimiento, de primera mano, del proceso de fabricación, destilación y crianza de vinos, licores y anisados, sirviendo éste no sólo para dar a conocer la calidad y variedad de nuestros caldos y licores, sino de la esencia misma de cada una de las localidades de la provincia.

Con el apoyo de administraciones, ayuntamientos y bodegueros como principales actores, Prodetur propone al visitante internarse en lo más profundo de sus bodegas, en contacto con sus propietarios, sus viñedos y en una forma de trabajar con siglos de tradición que nos abrirá la posibilidad de conocer una provincia rica, no solo en recursos gastronómicos sino también culturales o de naturaleza.