Utilizamos cookies para mejorar el servicio y los contenidos que ofrecemos a nuestros usuarios mediante la recogida de datos meramente estadísticos y anónimos. Si continúa navegando consideramos que acepta la instalación de las mismas. En caso de no aceptar, es posible que algunos servicios de la página no se muestren correctamente o queden inhabilitados. Aceptar Más información

Díaz apuesta por invertir en el sector tecnológico, las TIC y la economía digital para que el tejido productivo sea competitivo

Fecha de publicación:

23/03/2017

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha apostado por invertir en el sector tecnológico, las TIC y la economía digital para que el tejido productivo sea más competitivo. Así se ha pronunciado durante la inauguración en Antequera (Málaga) del III Foro Empresarial 'Digitalización: Una oportunidad para la empresa en Andalucía', organizado por la Confederación de Empresarios de Andalucía.

Díaz aboga por que las empresas inviertan en I+D+i y apoyen las start ups para que "nuestro tejido productivo crezca y abra ese espacio competitivo que nos ofrece la economía digital". "Andalucía tiene una oportunidad, añadió, somos conscientes de que el mercado laboral va a cambiar y que no se va a parecer en nada al que en estos momentos tenemos y en el que nos movemos, por lo que es fundamental la apuesta por las tecnologías, las TIC y la economía digital". Impulsar la economía digital es fundamental "para conseguir ese salto cualitativo" que nos permita "ganar fortaleza y que el tejido productivo esté en mejores condiciones y sea más resistente", indicó la presidenta.

Asimismo, Susana Díaz ha apuntado que "frente al déficit industrial" histórico de la comunidad, "aquí tenemos una nueva oportunidad". Andalucía, añadió, es "la tercera comunidad en número de empresas de economía digital", una de las apuestas del Plan Estratégico andaluz 2020 y que tiene como objetivo que "el tejido productivo sea capaz de adaptarse ganando peso en la economía digital".

La presidenta ha reiterado el compromiso de la Junta con el empresariado andaluz "con quienes crean riqueza y empleo", y animó al sector a invertir en el sector tecnológico, sobre todo atendiendo a "los datos de futuro" que demuestran la capacidad de crecimiento". El 72% de las empresas de menos de diez trabajadores tiene ordenador, el 68% tiene conexión a internet y solo un 35% tiene web propia. Por tanto, incidió la presidenta, "la capacidad de crecimiento es enorme" y es ahí donde debemos ser capaces de hacer "una apuesta real y potente del Gobierno andaluz, de las instituciones y del tejido empresarial de nuestra tierra, donde vamos a abrir una ventana de oportunidad que nos permita generar riqueza y empleo".

Andalucía es la tercera comunidad en número de empresas de este sector, subrayó la presidenta, por lo que tenemos "un horizonte de esperanza y oportunidad" y el Gobierno andaluz seguirá invirtiendo y apoyando al sector empresarial para impulsar estas iniciativas. Díaz hizo hincapié además en la necesidad de impulsar el talento andaluz. Según datos de la Unión Europea, el 90% del trabajo cualificado en un futuro inmediato tendrá formación en economía digital. Por tanto, "de la mano de empresas y universidades debemos invertir en el talento de Andalucía, ese valor añadido puesto al servicio de la economía".

Armonización fiscal

Por otra parte, la presidenta ha pedido a la Patronal empresarial en España que se sume a la petición de Andalucía de que se haga "un análisis de la situación de los contribuyentes en todo el país, y donde se produzcan desequilibrios, de una u otra índole, se aclare si es por una infrafinanciación o es por capricho de un gobernante". Solo así, prosiguió, "nuestra contribución a la riqueza colectiva será justa". "La transparencia y la claridad nos hace fuertes", por lo que defendió que "los ciudadanos sepan qué impuestos pagan y para qué".

Díaz reivindicó que en "el conjunto de España tiene que haber armonización fiscal, la misma hacia la que camina Europa", y con el objetivo de "garantizar que no haya ni dumping fiscal ni paraísos fiscales". En esta línea, ha apostado por un "Estado fuerte para garantizar servicios públicos de calidad y la seguridad colectiva, que no esté al albur de las condiciones económicas de los ciudadanos". Si garantizamos que cada ciudadano, que cada empresario elija donde vivir y "no lo haga por la capacidad tributaria de cada comunidad, habremos construido país. Y para eso tenemos que garantizar que todos los territorios tengan una financiación adecuada", apostilló.