Utilizamos cookies para mejorar el servicio y los contenidos que ofrecemos a nuestros usuarios mediante la recogida de datos meramente estadísticos y anónimos. Si continúa navegando consideramos que acepta la instalación de las mismas. En caso de no aceptar, es posible que algunos servicios de la página no se muestren correctamente o queden inhabilitados. Aceptar Más información

Preguntas frecuentes

¿Qué es la cooperación empresarial?

En la actualidad no hay una definición generalmente aceptada por todos, dados los numerosos estudios y enfoques que existen al respecto. De forma general, podemos decir que la cooperación empresarial es un sistema de negocio, en el que dos o más empresas unen sus fuerzas para lograr un objetivo común.

¿Mi empresa puede cooperar / asociarse?

Cualquier empresa, independientemente del tamaño (microempresa, pyme o gran empresa) e independientemente de su forma jurídica (autónomo, S.L., S.A., cooperativa, etc.) no sólo puede cooperar, sino que además es muy beneficioso que lo haga. La cooperación o el asociacionismo son instrumentos a disposición de aquellas empresas que o bien necesitan una solución para mantenerse en el mercado o bien desean expandirse en el mismo.

¿Pierde mi empresa su autonomía una vez que se inicia la relación de cooperación?

Una de las características de la cooperación empresarial es la independencia de cada una de las empresas que están bajo el acuerdo de cooperación. Así pues, cada empresa mantiene su identidad jurídica y organizativa.

¿Qué motivos me impulsan a cooperar?

La cooperación empresarial constituye una de las opciones estratégicas más interesantes para superar las limitaciones que presentan  las PYMES: menor capacidad crediticia, dificultades para acometer proyectos de elevada inversión, altos costes de acceso a la información, etc.
Así pues podemos identificar dos motivos que impulsan a la cooperación:

  • Motivos externos, derivados de las dificultades del entorno (incertidumbre y riesgos).
  • Motivos internos, derivados de la propia necesidad de la empresa en cuanto a la creación de una ventaja competitiva o fortalecimiento de su posición en el mercado.
¿Qué ventajas obtiene mi empresa de la cooperación empresarial?
  • Se incrementan nuestras capacidades y nuestra posición de fortaleza en el mercado sin necesidad de realizar desembolsos imposibles para nuestra empresa.
  • Ganancia de tiempo respecto a los competidores, al conseguir mayor dinamismo a la hora de desarrollar las políticas de empresa.
  • Se gana en flexibilidad.Todo ello, permite a las PYMES afrontar con garantías de éxito (disminuye la incertidumbre y los riesgos) los retos competitivos que plantean los nuevos mercados.

Más ventajas:

  • Reducción de riesgos y costes del área sometida al acuerdo, incrementando su capacidad.
  • Facilita el acceso a nuevos mercados, tanto en extensión como en penetración.
  • Facilita la transferencia de “saber hacer y hacer saber”
  • Permite conseguir la dimensión empresarial adecuada, sin incrementar el tamaño de la empresa.
  • Facilita la posterior consolidación y expansión de las empresas cooperantes.
  • Permite un mejor posicionamiento sobre la competencia, mediante la especialización.
  • Acelera los procesos de aprendizaje, reduciendo el tiempo necesario para la puesta en marcha de un nuevo producto o proceso.
  • Reducción de costes en el desarrollo conjunto de nuevos productos complementarios o alternativos.
  • Permite aprovechar las economías de escala por un efecto tamaño, sin perder las ventajas de la pequeña empresa (ejemplo: incrementando la posición negociadora con los agentes de su entorno).
  • Optimización de las inversiones y mejora de los procesos productivos.
¿Qué inconvenientes presenta la cooperación empresarial?
  • Reducción de la autonomía estratégica de las empresas asociadas.
  • La necesidad de armonizar y coordinar las decisiones y acciones de dos o más organizaciones independientes, y a menudo con estructuras, sistemas y cultura muy distinta.
  • Creación o fortalecimiento de un competidor, al compartir conocimientos y tecnología.
  • Objetivos distintos y, por tanto, intereses divergentes.

Inconvenientes/Peligros:

  • Costes económicos (para infraestructuras específicas o asignación de personal) y Costes de coordinación y gestión (tiempo y recursos para formalización/seguimiento de acuerdos). Solución: Estos costes se conciben como una inversión y no como un gasto, puesto que incurrimos en ellos sabiendo que son mucho menores que los beneficios que se consiguen a través de la cooperación.
  • Costes de contemporización: Para compartir una actividad es necesario que se realice de una manera uniforme que puede no ser la óptima para uno de los cooperantes. Solución: En el proceso de negociación es muy importante dejar clara nuestra postura, tratando de alcanzar aquel acuerdo que satisfaga en mayor medida a ambas partes.
  • Pérdida de cierta autonomía en las áreas relacionadas con el acuerdo y en función de la naturaleza de éste. Solución: La pérdida de esta autonomía será menor cuanto más equilibrado sea el reparto de atribuciones.
  • Coste de inflexibilidad: Es la posible dificultad para reaccionar ante acciones de la competencia, que en solitario podrían ser más rápidas. Solución: Este coste se minimizaría teniendo un sistema de comunicación ágil (a través de las TIC).
  • Peligros ligados a un planteamiento erróneo del acuerdo por falta de planificación y concreción. Solución: Hay que darle mucha importancia a la negociación del acuerdo y no olvidar ningún punto, dedicándole el tiempo que sea necesario.
  • Peligros ligados a la falta de control del acuerdo de alguno de las participantes, llevándolo a una posición de debilidad. Solución: Diseño de un sistema de toma de decisiones y control flexible, dinámico e informal.

     
¿Qué tipos de cooperación existen?

Existen diferentes tipos de cooperación en función del criterio de clasificación elegido: ámbito industrial o geográfico, agentes implicados, tamaño de las empresas,  naturaleza o estructura o campo de aplicación de los acuerdos, objetivo económico perseguido, etc.

¿Qué formas organizativas pueden adoptar los proyectos de cooperación?

En función de las necesidades e intereses de las empresas que intervienen, existe toda una variedad de posibilidades; desde la participación en el capital hasta simples fórmulas de subcontratación.

¿Con quién cooperar?

La elección del socio es un factor clave en el proceso de cooperación. Se debe elegir al candidato que mejor se adapte a nosotros y viceversa. Para ello, es necesario definir: el perfil deseado para el socio, las motivaciones que se buscan en el socio, la compatibilidad organizativa futura y los estilos de dirección de cada empresa, la solvencia, características estructurales y congruencia de objetivos.
Un error en esta selección puede poner en peligro el acuerdo y generar conflictos futuros, por eso se le debe dedicar todo el tiempo que sea necesario y utilizar todos los canales de búsqueda que están a nuestro alcance.

¿Cómo formalizar los acuerdos de cooperación?

La formalización del acuerdo de cooperación exige una negociación inicial. El objetivo de ésta es acercar posturas y conocer a los futuros socios. Es necesario hablar claro y establecer las condiciones de la cooperación como objetivos, necesidades, responsabilidades, aportaciones de los cooperantes, marcar el sistema de toma de decisiones, señalar los mecanismos de control, ver cómo se van a distribuir los beneficios y qué hacer en caso de conflictos entre otros aspectos.
El resultado de la negociación es el contrato de cooperación, el cual deberá ser lo más completo posible y contemplar eventualidades futuras.

¿De qué depende el éxito de la cooperación?

Uno de los factores clave es la confianza mutua de las partes implicadas. Este éxito, requiere también de un análisis metódico y de una formalización adecuada, para que la cooperación pueda encajar sin problemas dentro de la estrategia global de las empresas.

En las relaciones con los socios, ¿cuáles son las principales situaciones que dan lugar a conflictos?

Entre las situaciones que pueden dar lugar a conflictos, destacamos:

  • Falta de comunicación
  • Mala definición de las estrategias
  • Diferentes niveles de experiencia entre los socios
  • Error en las expectativas
  • Obstáculos culturales o de idioma
  • Obsolescencia del objetivo
  • Diferentes finalidades de los socios
  • Fronteras de la no competencia
  • Falta de autoridad del socio coordinador
  • Malas sintonías personales

Para prevenir estas situaciones es fundamental mantener un contacto permanente y fluido con los socios y, al mismo tiempo, configurar unos criterios de evaluación de resultados conseguidos.

¿Por qué internacionalizar mi empresa?

La internacionalización se presenta como una alternativa valiente para las PYMES ante la saturación y/o desbancamiento de los mercados locales. Mediante ésta se abren nuevos horizontes y supone ver con claridad el nuevo entorno económico y aprovechar las oportunidades que en el existen.
Este proceso debe realizarse de forma gradual, en el que el grado de compromiso de las empresas aumente a medida que vayan incrementando ellas mismas el conocimiento de los nuevos mercados.

¿Qué sentido tiene cooperar con los competidores?

Cooperar con los competidores puede permitir el acceso a nuevos mercados no ocupados por ninguna de las empresas competidoras, o bien puede ayudar a mejorar las negociaciones con los proveedores, etc.
Las empresas participantes verán mejorada, básicamente por un efecto tamaño, su capacidad competitiva respecto las empresas competidoras que estén fuera del acuerdo e incluso respecto otras fuerzas competitivas (proveedores, clientes y competidores potenciales).

¿Qué ventajas ofrece la cooperación con los proveedores?

La llamada cooperación vertical, que pone en relación a empresas pertenecientes a distintas fases de la cadena de producción, busca obtener las ventajas propias de la integración vertical de empresas permitiendo a éstas mantener su personalidad jurídica y su independencia en aquellas áreas no concernientes al acuerdo. De esta forma es posible obtener reducciones en los costes, mejorar la calidad y el servicio, así como disminuir la incertidumbre en la provisión, ayudando a una mejor planificación y racionalización del proceso productivo.

¿Entre que empresas puede darse la cooperación?

La cooperación puede realizarse con empresas de todo tipo aunque no mantengan relaciones las unas con las otras; pero deberán poseer ciertos aspectos complementarios relacionados con actividades concretas en los que la cooperación puede ser factible y muy beneficiosa.

¿Requiere la cooperación una determinada mentalidad del empresario?

No es cierto que en algunas zonas no pueda haber cooperación entre empresas porque exista una determinada mentalidad o diferencias culturales.

¿Por qué surgen conflictos contractuales?

Una buena parte de este tipo de conflictos derivan de una mala, incompleta o insuficiente definición del objeto del contrato.

¿Cuál es el principal freno a la cooperación?

La mayoría de las PYMES se muestran reacias a la búsqueda de posibles socios para iniciar una relación de cooperación. Esto viene provocado por dos factores disuasorios: la complejidad que puede suponer y el miedo al fracaso. Sin embargo, si se hace un buen planteamiento estratégico y se va siguiendo paso por paso tal y como se ha planificado, el acuerdo no tiene por qué ser complejo y hay muchas posibilidades de que suponga ventajas competitivas para la empresa.

¿Cuáles son los problemas que pueden hacer fracasar la cooperación?

Los principales son:

  • Problemas de comunicación y control: surgen cuando se crean redes de cooperación con disparidad de criterios y objetivos y/o distancia geográfica.
  • Problemas culturales y de objetivos: se da principalmente en los casos de cooperación transnacional.
  • Problemas de desequilibrios: aparecen cuando se valoran los resultados y los socios han aportado distinta cantidad de recursos.
¿Cómo debe gestionarse la información referente al acuerdo?

Toda la información que se trata en el contrato de cooperación es de carácter confidencial. Muchos proyectos fracasan por no haber definido suficientemente y categorizado la información.

¿Es posible establecer una cooperación empresarial dentro del sector?

Cualquier empresa puede aportar y recibir algo de un acuerdo de cooperación. Aunque sí es necesaria una cierta capacidad, en especial en lo referente a capacidad de gestión, para poder establecer estos acuerdos, cualquier empresa por pequeña que sea puede beneficiarse de los mismos, ayudándole a mejorar y consolidar otro tipo de ventajas.
Hay que tener en cuenta que los acuerdos dentro de un sector no tienen por qué abarcar a todas sus empresas ni éstas han de estar necesariamente situadas en la misma área geográfica.

¿En qué casos es conveniente la cooperación?

Para que la cooperación sea recomendable se deben cumplir dos requisitos de forma general: que se consiga una mayor eficiencia; y que pueda llevarse a cabo y mantenerse.

¿Tiene costes la cooperación?

Los costes de la cooperación se pueden agrupar en tres categorías:

  • Costes monetarios: surgen como consecuencia de la interacción entre las empresas que participan en el acuerdo (redacción de contratos, seguimiento, resolución de conflictos.
  • Coste de oportunidad: deriva del tiempo y el esfuerzo dedicado a las relaciones de cooperación por parte de la dirección de la empresa.
  • Costes de transacción: derivados de la necesidad de coordinación y de información. Son cada día menores debido al uso generalizado de las TICs.

Estos costes son mucho menores que los beneficios que se esperan obtener con los acuerdos de cooperación.